A partir de este mes de octubre con un nuevo servicio en MegaHealth. Virginia Quetglas, naturópata y coach del bienestar, te ayudará a mejorar tus hábitos de la manera más natural y saludable. A continuación, nos explica una técnica muy sencilla para mejorar tu piel en casa:

Una de las técnicas que recomiendo siempre en mi consulta por ser de las más eficaces es la del cepillado de la piel en seco antes de la ducha. Esta técnica no sólo proporciona un mejor aspecto a la piel, también posee unos grandes beneficios sobre nuestro bienestar como, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, la digestión y la función renal, ayuda a estimular el sistema linfático, aliviar el estrés y relajar nuestra mente, así como aumentar nuestra energía. Además, con una piel en condiciones disfrutarás aún más de los resultados de nuestros tratamientos estéticos ya que, una piel sana siempre responderá más rápido y mejor a cualquier estímulo.

Como naturópata y coach del bienestar, trabajo con mis clientes para ayudarles a depurar su organismo a fin de que les sea más sencillo restablecer o mantener su salud óptima. Es por esto, que uno de mis objetivos cuando alguien me visita es a través de buenos hábitos alimenticios, de vida, higiene y demás, tratar de conseguir que sus órganos emuntorios funcionen correctamente.

La piel es uno de estos órganos que, como tal, nuestro organismo utiliza para eliminar residuos metabólicos y sustancias tóxicas. Por ello es imprescindible que se encuentre disponibles y apta para realizar su función. Esto no es posible si no conseguimos mantener unos hábitos de vida saludables.

Por su extensión y función tiene una gran importancia. La primera regla a la hora de cuidar de nuestra dermis sería seleccionar correctamente nuestra cosmética (champús, geles, cremas, desodorantes, maquillaje…) para evitar taponar los poros, comprometiendo su correcta respiración y entendiendo que todo lo que aplicamos en nuestra piel puede acabar en nuestro torrente sanguíneo por lo que, deberíamos seleccionar estos productos de igual modo que los que elegimos en nuestra cesta de la compra porque se comportarán como auténticos alimentos. Pudiendo aportarnos bienestar o no como sucede con la alimentación.

En muchas ocasiones, ni siquiera prestamos atención a las vías de eliminación de nuestro organismo y en otras podemos llegar a dejar este trabajo para otros órganos dando esto a consecuencias que pueden llegar a ser muy preocupantes ya que, si no eliminamos dichas toxinas por la piel, nuestro organismo intentará conseguirlo a través de otros órganos emuntorios, y en caso de que no le sea posible generaremos un a cúmulo de ellas provocando una autointoxicación.

Para hacer un cepillado en seco correctamente debemos conseguir un cepillo hecho con materiales naturales. A mí me gusta especialmente que sea de fibra de cactus y que tenga un mango de madera para poder llegar a la espalda sin problemas.

El mejor momento del día es por la mañana, antes de ducharnos, ya que eliminaremos las toxinas y residuos generados durante la noche. Además, como he avanzado incrementaremos nuestra energía y vitalidad para afrontar el día.

Se trata de cepillar suave pero enérgicamente, realizando círculos y desde las extremidades hacia el corazón, empezando por los pies. Notaremos que se activa la circulación sanguínea y por ello aparecerá una coloración rojiza subcutánea.

Lo ideal sería empezar por el pie derecho hacia el corazón, después el mismo recorrido empezando por el pie izquierdo y siguiendo el mismo ritual con los brazos.

En la zona abdominal deberemos realizar círculos en el sentido de las agujas del reloj para favorecer el persitaltismo y por lo tanto mejorar nuestro tránsito intestinal que también favorecerá la eliminación de residuos y evitará el estreñimiento.

Tras el cepillado abdominal continuaremos con la espalda desde abajo hacia arriba, siguiendo por los hombros y con mucho cuidado y suavidad el escote. Nunca cepillaremos el pecho ya que es demasiado delicado para esto. Por el mismo motivo para la cara debemos hacernos con un cepillo especial. Y evitaremos siempre cepillar las zonas irritadas, con heridas, las varices, etc.

Después sería ideal darnos una ducha de agua templada, tirando a caliente, finalizando con agua fría durante al menos 1 minuto de duración en la que debemos evitar la cabeza y tras secarnos rápidamente podríamos aplicar aceite de coco para hidratar y regenerar la piel aprovechando también las propiedades depurativas de este aceite.

Como ves, me gusta aplicar sobre la piel productos que también utilizo en la cocina. Y como siempre digo en mis cursos, cocinar es un acto de amor. Por lo tanto, auto masajearte mediante un cepillado en seco a la semana supondrá una forma de autoestima sobre todo si lo haces con el cariño y la atención que te mereces.

Y si deseas mejorar con mi ayuda, no dudes en pedirme una cita llama a Megahealth: 971 763050

¡Que la salud te acompañe!

Virginia Quetglas

Natorópata y Health Coach

Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido del mismo, y se recomienda al lector que, para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.megahealthpalma.com están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!

 

Sobre las terapias naturales:  advierte a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y del hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no está garantizado.