Las algas son una fuente de vida. Actualmente producen un 50-70% del oxígeno de nuestro planeta.

Además de ser muy importantes para el planeta, tienen muchísimas propiedades terapéuticas y son unos de los elementos naturales más beneficioso para nuestra piel. A través de los poros absorbemos innumerables elementos vitales para la salud y belleza como vitaminas, proteínas, aminoácidos entre otros muchos nutrientes.

Las envoluturas de algas no son solo un tratamiento de spa agradable y relajante, sino que también resultan ideales para tratar la mayoría de problemas estéticos como la flacidez, celulitis, retención de líquidos y grasas localizadas. Pero destacan por su gran poder de hidratación y la regulación iónica que aumenta el metabolismo celular.

Si complementamos este tratamiento con dieta y ejercicio podrás disfrutar de un cuerpo diez en poco tiempo.

El tratamiento es perfecto para personas con pieles átonas, flácidas y edematosas y gente con casos de celulitis u obesidad localizada. Consiste en una envoltura de algas localizada y masaje anticelulítico o reafirmante en la zona a tratar. Recomendamos entre 1-2 sesiones a la semana para empezar con el tratamiento, teniendo como objetivo reducir cms. En todo caso lo valoramos en la primera sesión.