Para evitar que después del verano tu piel quede dañada por el sol, debes tener una serie de cuidados. Todos sabemos que un poquito de sol al día es muy beneficioso, pero debido al clima que tenemos en España y las horas que pasamos al aire libre en verano, resulta casi imposible recibir solo los rayos ultravioleta que nuestra piel necesita. Por eso es imprescindible que tomes una serie de precauciones, así evitarás manchas,  envejecimiento prematuro y enfermedades de la piel.



En esta ocasión hablaremos de la piel del rostro, ya que es la  que más  horas  está expuesta al sol y por ello la que más se estropea.

  • Antes de empezar a exponerte al sol te recomendamos que visites a tu esteticista habitual para que te realice una exfoliación profunda con hidratación. Es importante que tu piel esté limpia y además esto te ayudará a conseguir un bronceado más bonito y uniforme.
  • Utiliza factor de protección solar a diario. Primero debes aplicar el serum y/o crema que estés usando en ese momento y finalmente la protección solar. No olvides repetir la aplicación del protector solar cada dos horas máximo, si estás expuesta al sol (playa, piscina paseos al aire libre).
  • Desmaquilla tu piel a diario, esto debes hacerlo durante todo el año, pero en verano con más razón; los protectores solares tienden a ser bastante grasos y como consecuencia de ello tu piel se ensuciará mucho más. En personas con la piel grasa tienden a salirle granitos o comedones. Esto lo evitarás con un buen desmaquillado y un tónico, antes de la crema final.
  • Pide consejo a tu esteticista sobre que crema hidratante o de tratamiento debes usar en verano. Muchas veces la crema que estabas usando en invierno no es la más adecuada para el verano, la piel no tiene las mismas necesidades, igual que nuestra alimentación no es la misma en todas las estaciones del año.
  • Y no te preocupes si tu esteticista te recomienda cambiar de crema y tienes una empezada, cierra bien el bote y guárdala en la nevera. Después de verano la volverás a usar si que haya perdido propiedades.
  • Y por último, algo que a mí me parece muy importante, proteger el cuello el escote y las manos. Es algo que me sorprende desde hace años, ya que la mayoría de señoras que acuden al centro de estética a realizar un tratamiento facial tienen peor el escote y las manos que el rostro. Después de preguntarles como aplican sus cremas, descubro que se limitan a ponerla solo en la cara y el protector solar también. Debéis saber que la piel del escote, el cuello y el dorso de las manos son, iguales o más sensibles que la de la cara. Es una pena que no la cuidéis como es debido ya que las arrugas y las manchas aparecen con una facilidad increíble.
  • Recordar esto siempre, ya que es una pena no poder lucir un escote, cuello y manos bien cuidados y sin manchas. Para mi las manchas en esas zonas son sinónimo de vejez porque, ¿habéis visto alguna vez a un niño con esas zonas manchadas por el sol? Seguro que no.
Ver vídeo



Disfruta del verano sin olvidar todo lo que debes hacer por tu piel.

Y si quieres estar al día de todas nuestras promociones y eventos síguenos en Facebook

Eva Serrano, coordinadora de Mega Health